Calefacción de infrarrojos para el baño. Decíamos ayer…

En Ir Radiant – Calefacción Infrarrojos S.L. sabemos cómo es la historia de cada día. Las siete de la mañana. El despertador Oh no!. Te levantas dormido, dando traspiés, te echas algo por encima, enciendes la cafetera (Mnnn el olor a café)… Ahora, a la ducha…. Y de pronto, llega el momento de quitarse la bata y el pijama, las zapatillas, y en el baño …. Dios, qué frío!. Esta historia puede tener un final feliz, después de todo. Y es que, las placas de calefacción infrarroja, son el complemento ideal para que el baño vuelva a ser un lugar agradable en esos días de invierno. Para que cuando el frío arrecia, el momento de quitarse la ropa no se convierta en un suplicio. ¿Conoces la calefacción de infrarrojos para el baño?

Calefacción de infrarrojos para el baño
Calefacción de infrarrojos para el baño

Aquí tienen algunas razones por las cuales la calefacción de infrarrojos para el baño es la más idónea:

Porque, al calentar directamente las superficies de su área de influencia, y no toda la estancia como haría un radiador, el efecto de la calefacción infrarroja comienza a notarse de inmediato. Ahorra tiempo y energía (de hecho, entre un 35% y un 50%).

Porque con una placa de 450 W, podemos calefactar una estancia de unos 7 m2. (En función del área climática, el aislamiento de la vivienda, ventanas, etc). Mucho menos potencia que cualquier otro sistema de calefacción que se escoja, lo que redunda aún más en el ahorro.

Porque al estar instaladas en el techo, nuestros paneles de infrarrojos no tienen partes eléctricas activas cercanas a la zona húmeda. Resultan mucho más seguros para usuarios en general y niños o mascotas en particular.

calefacción de infrarrojos para el baño
calefacción de infrarrojos para el baño

Porque al no disponer de resistencia, como los radiadores eléctricos, o combustibles, como las estufas, con nuestras placas de calefacción infrarroja el riesgo de incendio se elimina por completo.

Porque estéticamente los paneles de infrarrojos resultan prácticamente imperceptibles. No ocupan espacio útil en unos baños que son cada vez más pequeños, donde cada centímetro es imprescindible. La placa puede instalarse empotrada o superficialmente en función de las características del techo de la vivienda, donde en cualquier caso pasará desapercibida gracias a su color neutro y sus 2 cm de perfil.

Porque nuestras placas de calefacción infrarroja pueden instalarse con termostatos independientes. Sólo las usarás cuándo y dónde las necesites, mejorando la eficiencia de la instalación del hogar.

Porque, en fin, para padres preocupados, la calefacción infrarroja es la única que te permite ducharte con la puerta abierta sin perder ni un ápice del calor generado, ya que como ya sabemos no necesita calentar el aire de la estancia, ni produce corrientes, con lo que no te perderás nada de lo que pase en la habitación de al lado…

La calefacción más indicada para el cuarto de baño

Por todas éstas, y alguna otra que me dejo en el tintero, las placas de calefacción infrarroja son sin duda la mejor opción para este tipo de estancias (y para todas las demás, dicho sea de paso). Decídete y pruébalas, ya verás.

Volviendo a nuestra historia… quizás no vayamos a evitarte el madrugón, pero seguro que tu ducha será, a partir de ahora, mucho más llevadera…

Deja un comentario