Estás aquí: Home - ¿Cómo funciona? - ¿Qué es el Calor Infrarrojo?

¿Qué es el Calor Infrarrojo?

girasoles

¿Se ha preguntado por qué en invierno, a pesar de que hace frío, sentimos un agradable calor en cuanto nos exponemos al sol?.

Es el calor infrarrojo del sol. El calor infrarrojo es parte de la luz solar y por su longitud de onda queda fuera del espectro visible para el ser humano. Los rayos solares atraviesan el aire y calientan toda la materia con la que entra en contacto. El sol es la principal fuente natural de luz infrarroja, constituyendo ésta el 59% del espectro de emisión. Sin embargo, cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor a O° K (-273,15°C) emite calor infrarrojo.

Los seres vivos emiten una gran proporción de calor infrarrojo y entre los objetos y cuerpos de nuestro entorno existe un continuo intercambio de dicho calor.

Según sus efectos biológicos, éste suele dividirse en calor IR proximal   ( 760 a 1.500 NM ) y calor IR distal ( 1.500 a 15.000 NM).

 

El calor infrarrojo activa la circulación sanguínea y con ello la oxigenación celular.

Este efecto tonificante favorece el metabolismo, el sistema de defensa y la capacidad de concentración. Se han extendido los tratamientos antienvejecimiento que aplican calor infrarrojo y se recomienda el uso de saunas infrarrojos para mejorar las funciones fisiológicas, eliminar metales pesados, así como para el tratamiento de la fatiga crónica.

Produce un agradable efecto de distensión muscular, aliviando las contracturas musculares y disminuyendo los niveles de fatiga, estrés y ansiedad, lo que tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso. Las terapias de calor infrarrojo se usan en el tratamiento del dolor en pacientes con enfermedades como artritis. Al contrario que los sistemas de ventilación forzada, la calefacción por infrarrojos no reseca el aire y reduce la circulación de polvo y ácaros, por lo que especialmente recomendado para personas con problemas respiratorios como el asma y alérgicos. Además, combate eficazmente la aparición de hongos, ya que mantiene secas las superficies con las que entra en contacto.