Trabajos con paneles de calefacción por infrarrojos para el interior de tu hogar

La calefacción interior de IR Radiant Calefacción Infrarrojos es un sistema de calefacción de última tecnología, basado en unas placas que emiten rayos infrarrojos con una abertura de 45º. Se trata de placas muy delgadas (2,1 cm de espesor) y de bajo peso (entre 1,8 y 3,8 Kg.), y con un amplio rango de potencias para cubrir las necesidades del consumidor.

Las placas de IR Radiant Calefacción Infrarrojos poseen un diseño plano de líneas limpias y sencillas, de forma rectangular, funcionamiento silencioso, pasan totalmente desapercibidas y se ubican de forma más óptima en techos, siendo muy fáciles de colocar ya que prácticamente no necesitan obra, por lo que suponen una solución perfecta de calefacción interior. No emiten ruido, ni mueven polvo, y algo muy importante no necesitan MANTENIMIENTO.

Color estándar en blanco, pudiendo solicitarse cualquier gama de colores bajo pedido especial.

Existen 2 tipos de placa:
1) para fijarlas superficialmente en el techo, con 4 tamaños
2) para integrarla en falso techo técnico o tipo Armstrong de 60×60 cm y 60×120 cm.

La Calefacción IR Radiant Calefacción Infrarrojos se instala de forma individual por estancias, por lo que podemos ahorrar energía porque la podremos poner solo las horas que estamos en esa estancia.

Para aprovechar al máximo el ahorro energético de este sistema de calefacción infrarrojos, se recomienda instalar crono-termostatos, que permitirán mejorar la eficiencia de una forma sencilla. La calefacción infrarrojos de IR Radiant Calefacción Infrarrojos supone un importante ahorro energético al tratarse de calefacción de bajo consumo