Preguntas Frecuentes

La calefacción por infrarrojos presenta aún algunas dudas a los nuevos usuarios. Aquí se presentan algunas de las preguntas frecuentes más relevantes a las que nos hemos enfrentado a los largo de estos años de andadura.

Para cualquier aclaración acerca del sistema o de su instalación, envíenos su consulta y le atenderemos encantados.

Preguntas-sobre-calefaccion-infrarrojos

No. Dado que estamos calentando por radiación infrarroja, la cantidad de energía absorbida, y por tanto el aumento de la temperatura, depende de múltiples parámetros del entorno en estudio.

Para el cálculo de una estancia, hacen falta una serie de datos:

– Por un lado, es  fundamental saber en qué zona climática nos encontramos (en España hay cinco). Pero también la orientación de la vivienda, o el nivel de aislamiento de ésta (aunque la influencia de este factor es menor que en el caso de otros sistemas de calefacción).

– Por otro, también es importante tener en cuenta datos como la capacidad de absorción, emisión y reflexión de las paredes y suelo, o de los objetos de la estancia en estudio. Esto depende de los materiales de los que están constituidos y sus colores.

Todos estos datos nos permiten poder calcular y dimensionar perfectamente su vivienda, aportándole el máximo confort y ahorro de energía. Nuestro departamento técnico esta a su disposición para hacer el estudio de cualquier proyecto SIN COSTE ALGUNO.

Efectivamente, las bombas de calor son sistemas con un alto rendimiento calorífico, de hecho, los de mayor rendimiento, dentro de los sistemas de calefacción por convección.

El sistema de calefacción por infrarrojos transmite el calor por radiación y no por convección. Esto hace que se necesite menos potencia instalada, ya que no ha de calentar el ambiente de la estancia. Es ahí precisamente donde reside el ahorro y la eficiencia de un sistema respecto al otro. La calefacción por infrarrojos necesita menos potencia para calefactar los mismos metros, por lo que el rendimiento en este caso no es comparable.

Cuando la temperatura exterior inferior a 5ºC, por lo general las bombas de calor no funcionan correctamente por el enfriamiento de los gases de compresión, problema que no presentan las placas.

La mayor diferencia la marca el confort aportado por cada uno de los sistemas, en otras palabras, la “calidad” del calor aportado. En el caso de la calefacción por infrarrojos, el calor aportado es sumamente agradable y saludable:

– Proporciona una distribución de temperatura en la sala muy uniforme y no reseca el ambiente ni por tanto las vías respiratorias.

– Los sistemas por bomba de calor por contra, estratifican mucho el aire en el interior de la estancia, provocando diferencias térmicas que pueden ser superiores a 10ºC.: El aire caliente que aporta tiene menos densidad y se acumula en el techo provocando la sensación de agobio, de cabeza caliente y pies fríos. Por otro lado, los sistemas de calefacción con bomba de calor son los que más resecan el aire, con los que, en muchos casos, se hace necesaria la colocación de humidificadores para lograr el confort deseado. Ello incrementa aún más el coste de la instalación y el consumo.

Con la calefacción por infrarrojos, al no calentar aire sino materia, se puede ahorrar de tres maneras diferentes, sumándolas entre ellas:

– Al no calentar el aire y calentar solo la materia, paredes, suelos, muebles y personas, no almacena capas de aire caliente desde el techo hasta dos metros hacia el suelo, que es realmente donde vivimos. Además, al abrir una puerta o una ventana ese aire caliente se va y comienza de nuevo el proceso. Desde este punto de vista, el ahorro energético puede superar el 30%.

– Por la ley física de intercambio de calor. Nuestra placa no lleva ningún motor que pueda dar un gasto de energía cada vez que se enciende, por lo que cuando el habitáculo llega a la temperatura de confort de 21º, la placa se apaga. A partir de ahí, toda la materia que hay en la habitación suelta el calor acumulado para homogeneizar la temperatura, recuperando el 95% del calor emitido por esta. Lo interesante es que en una hora la placa se apague y se encienda, por ese intercambio de calor, muchas veces. Así, en lugar de estar encendida una hora, estará entre 40 y 50 minutos, según el aislamiento del habitáculo.

– Este sistema de calor consigue una sensación de confort térmico en la estancia en 5 ó 10 minutos. Por ello, sólo hay que tenerla encendida las horas y en los lugares donde estamos viviendo, mientras en el resto de las habitaciones puede estar apagada.

No sólo no es nociva, sino que puede resultar beneficiosa para la salud, tal y como reconoce la Organización Mundial de la Salud.

– El sistema de calefacción por infrarrojos no reseca el ambiente, reduce la aparición de hongos y humedades y no produce corrientes de aire. Esto resulta muy beneficioso para personas con problemas respiratorios, asma, alergias, etc.

– La radiación infrarroja favorece la oxigenación celular y  el sistema circulatorio. De forma indirecta mejora el sistema nervioso, reduce el estrés, la fatiga crónica, el dolor muscular y enfermedades como la artritis y el reuma. Además es una terapia muy utilizada en tratamientos antioxidantes y antiaging.

A pesar de ser un sistema de calefacción eléctrico, indicamos que el sistema de calefacción por infrarrojos es ecológico debido a cuatro motivos fundamentales:

– Al tratarse de un sistema de bajo consumo en relación con otros sistemas de calefacción, la cantidad de energía que es necesario producir en origen es inferior, con lo que estamos disminuyendo las emisiones de CO2 y de otros gases contaminantes a la atmósfera.

– Las placas de calefacción por infrarrojos no tienen partes móviles o susceptibles de desgaste, por lo que no genera residuos procedentes de piezas defectuosas o repuestos.

– Para su funcionamiento no necesitan combustible, ni líquidos, aceites o fluidos térmicos, ni gases, como en las bombas de calor. Todos estos compuestos son susceptibles de contaminar, bien por averías, bien por la finalización de la vida útil del aparato.

– Por un lado, las placas de calefacción por infrarrojos tienen una vida útil superior a otros equipos de calefacción. Por otro, están compuestas por materiales reciclables en su mayor parte, por lo que la cantidad de residuo generado es muy pequeña.

Por todas estas razones, podemos afirmar que es el sistema de calefacción más ecológico que existe actualmente en el mercado.

Las placas de calefacción por infrarrojos se pueden instalar en la pared, a una altura de 180 cm del suelo, y siempre que se le indique al cliente que está perdiendo un 30% de eficacia. Al abrirse los rayos infrarrojos en un ángulo de 45 grados, estamos calentado el techo, y nosotros no vivimos en él. Si el cliente es consciente de eso y no le importa la pérdida de eficacia,  es una decisión muy respetable.

El sitio más efectivo para colocar las placas es el techo, ya que al abrirse el rayo infrarrojos en 45 grados calentamos todo el habitáculo, de dos metros hacia abajo, que es donde vivimos. Además la instalación es mucho más fácil y sencilla, ya que pueden utilizarse la misma instalación que utilizaríamos para las lámparas del techo (si éste es registable).

Las placas de calefacción por infrarrojos, además de lo ya mencionado sobre ahorro energético y confort, tiene otras ventajas que pasamos a describirles:

– No necesita mantenimiento, es otro ahorro anual importante con relación a otros sistemas.

– Nos da más metros cuadrados útiles en la vivienda, ya que está en el techo. Todos sabemos que donde hay un radiador, no se puede poner nada en un metro cuadrado, por lo que si tenemos 10 radiadores le estamos quitando a la vivienda 10 metros cuadrados de habitabilidad. ( ¿cuál es valor de un metro cuadrado de vivienda en la ciudad donde vive?)

– Si cambiamos de vivienda, es el único sistema que le quitamos los 4 tornillos que están en el techo, y nos la llevamos y colocamos en la nueva vivienda.

¿No encuentras tu respuesta? Pregúntanos

Los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por CALEFACCIÓN INRARROJOS S.L. como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para resolver tus dudas y permanecerán en nuestros registros mientras dure su consulta.

La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@calefaccion-infrarrojos.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra política de privacidad.

¿podemos ayudarte?

Consulta tus dudas acerca de éste y otros productos por teléfono o enviando un correo electrónico y nuestros técnicos te atenderán encantados

te interesa adquirir alguno de nuestros productos?