¿Qué más sabes de la tecnología de infrarrojos? "En resumen, la luz es la forma más refinada de la materia" (De Broglie).

Conoces las bondades de los paneles de calefacción por infrarrojos. ¿Sabes en qué se basa la tecnología de infrarrojos, y qué otros usos tiene?

Hace pocos meses hablábamos en sendos artículos de cómo Herschel pudo descubrir la luz infrarroja. Incluso vimos algunas propiedades y aplicaciones de la misma. En aras de aumentar la cultura popular al respecto, vamos a indagar sobre lo que algunos estudios científicos dicen sobre ella y los diferentes campos en que se aplica hoy día.

Tecnología de infrarrojos. El infrarrojo lejano

De momento nos centraremos en los infrarrojos lejanos. Si recordáis del último post, son aquellas longitudes de onda más alejadas del espectro de luz visible.

Como sabéis, se trata de una forma de calor. Su principal efecto sobre el cuerpo humano es que aumenta el flujo sanguíneo sin afectar a la presión arterial. Esto aporta grandes beneficios al sistema cardiovascular. Por otro lado, la dilatación y el aumento de flujo en los vasos sanguíneos alivia y relaja los músculos. Esto mejora el sistema motor, por lo que resulta ser un buen método para combatir el dolor en otras enfermedades y lesiones: artritis, fibromialgia, ciática, fatiga crónica, pero también contracturas…etc

Sus especiales propiedades provocan, asimismo, un efecto estimulante en la producción de glóbulos blancos. Repercute en una mejora del sistema inmunológico, además de un aumento en la ventilación del sistema respiratorio. De la misma forma, actúa sobre el sistema nervioso vegetativo, generando una sensación de bienestar general y una disminución del estrés por su efecto levemente sedante.

usos y aplicaciones de la tecnología de infrarrojos
imágenes por termografía infrarroja

Ahora os mostraré un dato que quizás no sepais. La biocerámica es un material capaz de absorber y reflejar los rayos infrarrojos lejanos. Se emplea en la producción de tejidos y productos que aprovechan las propiedades de este material: edredones, ropa deportiva, vendas…. De hecho, fueron los ingenieros de la NASA en su programa espacial los que desarrollaron esta tecnología. Buscaban poder fabricar así mejores telas para elaborar los trajes espaciales de los astronautas. Estos trajes deben mantener a sus propietarios a una temperatura agradable en el espacio, permaneciendo secos, permitiendo la respiración pero evitando el sobrecalentamiento. Si bien no empleamos materiales de la NASA en nuestras placas, sí que están hechas de compuestos cerámicos que aprovechan la misma tecnología. Interesante ¿no?. Ahora está más claro cuando decimos que la calefacción por infrarrojos es la tecnología del futuro, ¿no?.

Deja un comentario