Si la vida te da limones.... Calefacción Infrarrojos

La subida de la luz es noticia esta semana, desplazando incluso al virus que nos ha tenido entretenidos el último año. Sabemos que el gasto para las familias y pequeños negocios sufrirá fuertes incrementos en la próxima factura, y lo cierto es que, entre memes y chistes de lavadoras a medianoche, aún no estamos seguros de cuánto. 

ahorra en calefacción
Ahorra en Calefacción

Según los estudios del IDAE, el gasto en calefacción supone casi el 50% del gasto en electricidad en un hogar medio, por lo que, por pronto que te parezca, es necesario que vayas planificando con cuidado las medidas a adoptar para el próximo invierno, sobre todo buscando el máximo ahorro a la hora de calentar nuestros hogares y negocios. Aquí es donde desde IR Radiant podemos ayudaros, aportando un sistema de calefacción económico, eficiente y seguro que contribuya a mantener tu factura eléctrica controlada e incluso reducirla, en determinados casos.

Medidas de ahorro: ajustar la potencia contratada a las necesidades reales del negocio o la vivienda

Ya sean nuestras placas de interior de calefacción por infrarrojos de onda larga o nuestros calefactores de onda corta para exteriores o ambientes difíciles, las ventajas de la calefacción por infrarrojos son indiscutibles:

  • Al necesitar aparatos de menor potencia para dar el mismo servicio, podrás reducir tu potencia contratada respecto de la que necesitarías para otros aparatos eléctricos como por ejemplo los sistemas centralizados, suelos radiantes, o calefactores de aire o resistencia eléctrica (no, solo porque tenga luz roja no tiene porqué ser infrarrojo).
  • Su consumo habitual es también menor, llegando a suponer en torno a un 40-50% menos de gasto respecto de otros sistemas eléctricos equivalentes. 
  • Al tratarse de un calor por radiación que no trabaja calentando el ambiente sino la materia que está bajo su radio de acción, el calor que proporciona es instantáneo, permitiéndote encenderlo sólo dónde y cuándo lo estés usando sin perder efectividad, gracias al uso de termostatos y programadores individuales.
  • Precisamente porque no calienta el ambiente, es menos sensible a problemas de aislamiento o a la apertura de puertas y ventanas para la ventilación, por lo que si tienes un local podrás seguir ventilando para reducir el riesgo de contagio sin problemas y sin provocar pérdidas de calor irreparables que ¿adivinas? cuesta un mundo recuperar con otros sistemas.

Por último, aunque no menos importante, supone una gran diferencia respecto de otros sistemas no eléctricos de calefacción: no tiene peligro de llama, ni emisiones sonoras, ni olores, ni gases… sólo notas el calor que desprende de una forma natural, similar al que sientes en invierno en una mañana soleada. Se trata de una calefacción 100% segura para tu familia o tus clientes ¿puedes decir lo mismo de una estufa de gas?

Medidas de ahorro: escoger aparatos de alta eficiencia y bajo consumo

En definitiva, ya sea porque estás pensando calefactar tu vivienda o tu negocio, o porque quieres cambiar a un sistema más eficiente, o si te vas de alquiler y prefieres no usar la calefacción de la vivienda o incómodos y costosos calefactores portátiles, en IR Radiant tenemos el sistema de calefacción que te permitirá cumplir con todas tus expectativas, incluidas las de mantener controlado tu gasto en electricidad… ¿necesitas más? Nuestro equipo de expertos estudiará tu caso y encontrará una solución a tu medida de forma totalmente gratuita y sin compromiso, así que no lo pienses más y llama ahora. Te interesa. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?