En este trimestre incierto, rodeados de medidas y de protocolos de seguridad que han ido implantándose poco a poco en nuestra rutina diaria, tenemos que aceptar impasibles cómo nuestros hijos se exponen al contagio en colegios e institutos, porque es cierto que la vida debe continuar, aunque es importante hacerlo en las mejores condiciones posibles.

El CSIC ha sacado una guía sobre ventilación en el aula que pondera la necesidad de ventilar las aulas, de forma natural o incluso forzada, como mejor medio para evitar contagios y asegurar su bienestar. Esto genera, como ellos mismos advierten, un problema añadido: ¿qué hacer ante el frío? Las soluciones perfectas no existen, y sólo puede conseguirse un compromiso mezclando algunas pautas:

  • Hacer ciclos de ventilación en lugar de estar permanentemente con puertas y ventanas abiertas.
  • Emplear equipos de filtrado con filtros HEPA que contribuyan a la purificación del aire.
  • Resignarse a pagar facturas exorbitantes por una calefacción que además de cara no resultará efectiva al usarse con las ventanas abiertas…..
calefaccion en los colegios y universidades

Y es en este último punto donde IR Radiant y la Calefacción por Infrarrojos pueden aportar algo. Todo en realidad, y es que nuestros equipos de calefacción calientan directamente por radiación los objetos que se encuentran dentro de su ámbito de actuación sin necesidad de calentar el ambiente, por lo que no se ven afectados por las corrientes de aire ni por la necesidad de ventilar los espacios. El calor no se “escapa” por puertas y ventanas, porque el calor nunca estuvo en el aire, sino que se genera en cada uno de los cuerpos como ocurre cuando nos ponemos al sol en las frías mañanas de invierno.

Además de este hecho fundamental, el Sistema de Calefacción por Infrarrojos tiene otras ventajas:

  • Los equipos de calefacción consumen entre un 30-50% menos de energía que el resto de sistemas de calefacción del mercado,
  • Es un sistema totalmente modular que puede ir ampliándose gradualmente
  • Se instala fácilmente, SIN OBRAS, y no requiere mantenimiento
  • Acabada la situación, puede trasladarse sin problemas.
  • No ocupa espacio útil en las aulas, pues se instala en el techo.
  • No emite gases tóxicos y el riesgo de incendio o de quemaduras es inexistente

Un sistema totalmente seguro, económico, y que servirá para paliar el frío en las aulas mejor que cualquier otro sistema, ¿puede pedirse más? Sí, que lo instalen en las aulas.

Si tienes alguna duda nuestro equipo técnico ayudará a resolverla y estudiará tu caso para ofrecer la solución que mejor se adapte a ella, de forma gratuita y sin compromiso.

Bienvenido a la calefacción del futuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso
× ¿Cómo puedo ayudarte?