Placa Bajo Mesa en la Oficina

Calefaccion-alternativa-al-brasero-sin-incendios

¿Eres de los que siempre tienen los pies fríos? ¿Añoras la camilla de la abuela? ¿Te llevas el radiador al trabajo a pesar de los gritos del técnico de mantenimiento?

Radiadores Convencionales: pesadilla en la oficina

Los sistemas de calefacción convencionales calientan las estancias por CONVECCIÓN, es decir, calentando el aire del entorno. Ese aire caliente pesa menos y por eso tiene a subir, se enfría, vuelve a bajar y de forma que la temperatura se estratifica por capas, siendo las más bajas también las más frías.
Este es el motivo de que siempre tengas los pies fríos a pesar de la calefacción central, y por eso en las oficinas en cuanto empieza el frío empiezan a aparecer radiadores bajo los escritorios, con los problemas que acompaña:

Gasto por el Consumo

En una oficina con 4 mesas, la calefacción central o bomba de calor puede rondar los 8.000 – 10.000 w de potencia eléctrica (en función del tipo de calefacción y las dimensiones de la oficina). Si además colocamos 4 radiadores de 1.500 w el consumo en calefacción prácticamente se duplica.

Disparos por picos de potencia

Los radiadores están conectados a un circuito de fuerza común con una protección de 16 A. Eso quiere decir que si los 4 radiadores de 1.500 W (≈ 6 Amperios) pueden consumir, si coinciden en pico (porque no siempre están a tope), unos 25 A, con lo que el térmico del cuadro dispararía (no aguanta más de 16 A a la vez). Esta es la pesadilla de los técnicos de mantenimiento en invierno en la mayoría de edificios de oficinas, ya que poco o nada se puede hacer aparte de eliminar los radiadores. Pero es que, además de las molestias obvias, los perjuicios son varios:

  • Deterioro de los componentes de la instalación eléctrica, tanto las protecciones del cuadro eléctrico como de las bornes y conexiones de los cables, así como afecciones al resto de equipos conectados a esta.
  • Posibles daños al equipamiento informático y pérdidas de información, si comparten el mismo circuito o si los disparos acaban afectando a otras partes del cuadro.
Seguridad

Los radiadores de oficina suelen ser resistencias de barras o calefactores de aire. El peligro de incendio si te dejas olvidado uno de esos radiadores al salir de la oficina y no vuelves hasta el día siguiente es bastante alto, pues no son equipos pensados para funcionar 24 h y los componentes se recalientan.

Placas Bajo Mesa: la solución perfecta

Las PLACAS DE CALEFACCIÓN BAJO MESA de IR RADIANT son la MEJOR SOLUCIÓN A ESTOS PROBLEMAS PORQUE:

  • NO OCUPAN SITIO BAJO LA MESA, porque van adosadas bajo la tapa, dejando todo el espacio libre para las piernas.
  • SON LAS MÁS EFICIENTES. Con sólo 240w consiguen calentarte las piernas como los radiadores de 1.500 w, incluso en escritorios abiertos sin ropa de camilla.
  • SON LAS MÁS SEGURAS. No tienen riesgo de incendio, ni emisiones de gases, ni queman al contacto.

Bienvenido a la calefacción del futuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso
× ¿Cómo puedo ayudarte?