La calefacción y las alergias O de cuánto les gusta el calorcito a los ácaros…

calefaccion-infrarrojos-anti-alaergica

Bueno, ya va llegando el calorcito, pero es el momento idóneo de recordarte algo que trae consigo esta época del año, además de alegría, sol, horas de luz, alegría (¿he dicho ya alegría?)… y las alergias.

Los ácaros, el polen, y el polvo aprovechan esta estación para apoderarse de nuestros hogares y hacer la vida imposible a una gran parte de la población, incluido seguramente tú. ¿Y qué puede hacerse? Usar tejidos hipoalergénicos, extremar la limpieza de alfombras y cortinas, procurar minimizar la entrada de aire del exterior (pero a la vez no dejar de ventilar, sí, de locos…) ¿y cambiar la calefacción? ¿cómo?

¿Sabías que los sistemas de calefacción por convección, al calentar, remueven el aire caliente, y están arrastrando los ácaros a placer desde el suelo y los muebles a tus fosas nasales? Además, provocan sequedad en el ambiente y multiplican sus efectos, ya que resecan las vías respiratorias y aumentan la sensibilidad a los puñeteros ácaros y al polvo. Si a eso añadimos que no ventilamos adecuadamente  para que no entre más polvo y “porque se escapa el gato” (entiéndase que hablamos del calor; con esa alergia que tienes de qué ibas tú a tener gato), ya tienes el cóctel perfecto.

remedios-alargia-primaveral

El sistema de calefacción más eficiente, económico, seguro, elegante y fácil de instalar.

Quizás no te lo habías planteado nunca, pero puede ser que, sin saberlo, hayas metido a un enemigo en casa, y puede que haya llegado el momento de echarlo. Ahora que el polen empieza a estar de plena actualidad, pero aún apetece acurrucarse por las noches, es el momento de pasarse a un sistema de calefacción que no produce corrientes de aire, no reseca el ambiente, y te calienta como los rayos de sol en una mañana fría de invierno… Pero además, nuestro sistema de calefacción por infrarrojos tiene muchas más ventajas, pues es una opción

  • Rápida: nuestros paneles no necesitan obras para su instalación.
  • Económica: no sólo lo notaréis a la hora de adquirirlo (gracias además a las facilidades de financiación que ofrece IR RADIANT), sino en el coste mensual de la calefacción.
  • Segura: las placas de calefacción por infrarrojos funcionan de una forma simple, transmitiendo el calor directamente a los objetos sobre los que incide, sin generar gases de combustión, ni riesgo de incendio.
  • Saludable: porque el calor por infrarrojos reduce la proliferación de los ácaros y ayuda a mantener secas las paredes, contribuyendo así a eliminar el moho y la humedad. Además, no reseca el ambiente ni crea molestas corrientes de aire, lo que en conjunto resulta sumamente beneficioso para los habitantes del hogar, especialmente personas con asma y/o alergias.
  • Estética: porque las placas se integran perfectamente en cualquier estilo dado su perfil estrecho y sobrio, que las vuelve casi invisibles en el techo o bajo la mesa sin quitar ni un metro útil de espacio a la vivienda.
  • Fácil: Una vez colocadas, podrás olvidarte de las placas, ya que no necesitan mantenimiento, ni revisiones, ni inspecciones.

¿Aún no nos conoces? ¿Y a qué esperas? Visita nuestra web www.calefaccion-infrarrojos.es o llámanos al teléfono gratuito 900 49 49 16 y nuestro equipo técnico resolverá todas tus dudas y te asesorará sobre la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.