Calefacción por infrarrojos y Alergias. Alergia (Del griego alos y ergos). Reacción diferente.

La temporada invernal conlleva frío, lluvia y, en algunos casos incluso nieve. Con ella nos llega la ropa de abrigo, las bebidas calientes, y cómo no, los consabidos resfriados y la gripe. Estornudos, picazón de nariz, ojos y garganta, lagrimeo, tos y congestión…  Confundidas con estos virus, conviven también las alergias invernales.

Un sistema de calefacción convencional puede agravar seriamente los síntomas de esta enfermedad. La circulación de aire caliente facilita la proliferación de los ácaros, hongos y mohos responsables de estas alergias.

Conoce la relación entre calefacción por infrarrojos y alergias, y descubre cómo contribuye a la eliminación de estos agentes en el hogar.

calefacción por infrarrojos saludable
hogares saludables – calefacción por infrarrojos y las alergias

Calefacción y Alergias invernales

Un sistema de calefacción convencional, eleva la temperatura de la estancia gracias a la circulación de aire caliente que produce. Este fenómeno se conoce como convección. El aire caliente tiende a subir y acumularse en la parte superior de las estancias, donde, lejos de las fuentes de calor, se enfría y vuelve a bajar. El problema es que junto con ese aire, estos equipos también distribuyen el polvo y los ácaros responsables de este tipo de alergias. También resecan la humedad del aire, lo que afecta al sistema respiratorio. Además, el no ventilar adecuadamente para evitar pérdidas de calor, sobrecarga el ambiente.

calefacción por infrarrojos y alergias
salon calefacción por infrarrojos en el hogar

Calefacción por infrarrojos y alergias

Los paneles de calefacción infrarrojos, al calentar por radiación y no por convección, no producen circulación de aire. No actúan calentando directamente sobre el ambiente, sino los cuerpos que se encuentran dentro de su alcance. En consecuencia no se producen tantas pérdidas de calor por tener puertas o ventanas abiertas, por ventilar. Por un lado, no arrastran el polvo y los ácaros, y por otro facilitan la ventilación de las diferentes estancias. Por la misma razón, no resecan el ambiente ni provocan condensación por exceso de humedad, decisivo en la aparición de hongos.

En definitiva, el tandem calefacción por infrarrojos y alergias no combina muy bien. Ésto contribuye a mejorar las condiciones ambientales de nuestro hogar, consiguiendo hacer de éste un lugar más saludable para nuestra familia.

Invierte en uno de los sistemas de calefacción más recomendables desde el punto de vista de la salud y el confort.

Deja un comentario